Brayden

Brayden fue diagnosticado con PKS a los 3 días de edad. Nació a las 35 semanas y fue ingresado en la UCIN durante 34 días. Afortunadamente, los médicos vieron algo diferente en la forma en que Brayden tomó sus manos para verificar su ADN. Efectivamente, tuvimos la suerte de que hubiera una respuesta y esa respuesta fue PKS. Brayden no mostró muchos de los síntomas de PKS en ese entonces ni ahora. Brayden avanza cada día. Puede sentarse, dar pasos con ayuda, comer cualquier cosa, levantarse en su cuna y en nuestra mesa y le encanta agarrar cosas y tirarlas. Tiene un tono muscular bajo pero a diferencia de lo que tienen otros niños, es muy fuerte en la zona del abdomen.
Brayden tiene retraso en el desarrollo. Lo pondríamos alrededor de un año por detrás de otros niños de su edad. Él gatea y rueda, lo cual comenzamos unas semanas antes de su segundo cumpleaños. Lo que más le gusta hacer es comer o estar con los abuelos.
Como familia joven, tenemos la bendición de que haya una respuesta a lo que hizo a Brayden tan especial. Vivimos nuestra vida al máximo y no permitimos que nada retenga a nuestra familia. Dios nos bendijo con este niño especial y algunos días puede que tengamos ganas de rendirnos, pero al final nos dieron este niño por una razón y es posible que no sepamos la razón ahora, pero al final lo sabremos. Siento que Dios solo elige a personas especiales para darles niños especiales también.