Hablador

Gabby es un ángel enviado por Dios; no teníamos idea de que había algo diferente con ella durante el embarazo. Todas las pruebas fueron normales. Luego llegó el 15 de julio de 2006. Llegó a las 4:58 am, 6 libras 1 onza, se veía genial. Todo lo que estaba mal era que tenía un pie zambo muy mal, pensamos que ese era su único problema. Cuando Gabby tenía 6 horas, me la llevaron para que pudiera alimentarla, luego se puso azul y dejó de respirar. Así que la llevaron de urgencia a la UCIN durante 6 días, le hicieron todo tipo de pruebas, todo era normal, así que nos llevamos a nuestro angelito a casa. Unas semanas más tarde, noté que Gabby no estaba creciendo ni comiendo muy bien, así que la llevé al médico. Dijo que estaba bien, así que volvimos a casa. Pasaron algunas semanas y me di cuenta de que algo no estaba bien. Tengo otros 3 hijos, así que Gabby fue mi cuarto. Una madre lo sabe. La llevé a otro médico. Tan pronto como este médico la vio, dijo que tenía un síndrome genético, por lo que nos envió al Baptist Hospital en Carolina del Norte. Los médicos allí sabían que ella tenía algo, pero no sabían lo que tenía. En ese momento, Gabby tenía 3 meses y pesaba 6 libras. Los médicos comenzaron a realizar pruebas y todas las pruebas resultaron normales. En ese momento no sabíamos qué pensar, pero seguimos haciendo pruebas para todo tipo de síndromes. Fuimos a 3 hospitales diferentes en Carolina del Norte pero nadie pudo decirnos nada. A los 4 meses le tuvieron que poner una sonda nasogástrica, a los 7 meses le hicieron una gastrostomía y hasta el día de hoy la tiene. Gabby tiene pigmentación en todo el cuerpo, pie zambo, crotales y un pezón extra. Gabby ha estado recibiendo terapia física y ocupacional desde que tenía 3 meses. Cuando Gabby tenía 2 años nos dijeron que nunca caminaría. Eso fue difícil de aceptar, pero lo hicimos. Cuando Gabby tenía 3 años, comenzó a tener convulsiones, a veces muy malas, dentro y fuera del hospital todo el tiempo, tomó todo tipo de medicamentos y, hasta el día de hoy, 2 años después, siguen siendo muy graves. Gabby finalmente fue diagnosticada el 8 de diciembre de 2009 con PKS. Ese fue el día más difícil para nosotros. Fuimos a casa, entramos en el sitio web y comenzamos a buscar y buscar algún tipo de respuesta. Observamos a todos los niños hermosos y nos sentimos bien de no ser los únicos que están pasando por esto. En junio de 2010 fuimos a Nueva Jersey para conocer a todas las familias de PKS; ese fue el mejor viaje que hemos hecho. Los niños eran todos angelitos y las familias de los más pequeños fueron muy serviciales, ¡estoy deseando volver en 2012! Hoy Gabby tiene 5 años y está bien. Tuvieron que colocarle una traqueostomía el 5 de noviembre de 2010. Ahora tenemos cuidados de enfermería para ella, lo que ha ayudado a los racimos. Gabby todavía está muy retrasada, no camina ni tampoco puede hablar, pero está bien, no cambiaría nada de ella. Miro a los niños de la edad de Gabby y es difícil mirarlos a veces, pero me digo a mí mismo que Dios eligió tener un hijo como Gabby y cuidar de ella --- Dios la hizo así por una razón. Mientras pueda abrazarla, besarla, darle todo el amor que pueda, ella es una niña muy feliz.